Home‎ > ‎Noticias‎ > ‎

Busca GDF intensificar seguridad en Garibaldi tras asesinato de Malcolm Shabazz

publicado a la‎(s)‎ 12 may. 2013 12:59 por México DF   [ actualizado el 12 may. 2013 13:04 ]

Luego que Malcolm Shabazz, nieto de Malcolm X, fuera asesinado a golpes en un bar de Garibaldi, el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, aseguró que se intensificarán los operativos para verificar la correcta operación de los centros nocturnos en la zona.

"Primero, lo que necesitamos es denuncia porque es intramuros lo que sucede. Nosotros estamos haciendo verificaciones, vamos a intensificar las verificaciones, no está permitido que se tengan estas prácticas de los 'cubetazos' y de esta venta de alcohol a granel", aseguró el Mandatario capitalino tras encabezar el sexto aniversario del paseo ciclista dominical en Reforma.

"Y, por supuesto, que este lugar ya está asegurado, y está interviniendo no solamente la Procuraduría, sino con vista a la Delegación en su momento".

El programa de rescate del área, agregó, se mantendrá a cargo de la Secretaría de Gobierno del DF.

"Tenemos que hacer que Garibaldi sea una zona de convivencia segura, tener además un aprovechamiento turístico de lo que es la marca Garibaldi.

"La Secretaría de Gobierno tiene la instrucción, ahora, de reforzar y lo vamos a estar viendo con acciones concretas", concluyó sin especificar las medidas que serán implementadas.

El nieto del luchador social Malcolm X falleció la madrugada del 9 de mayo por diversos golpes que sufrió tras una riña en un bar de Plaza Garibaldi, informaron autoridades del DF.

Shabazz perdió la vida cuando recibía atención médica en el Hospital de Urgencias Balbuena, tras lo cual el Ministerio Público de la Fiscalía Desconcentrada de Investigación en Venustiano Carranza inició una averiguación previa.

El joven estaba en México invitado por Miguel Suárez, de origen mexicano, un activista laboral en Estados Unidos, según escribió el propio Suárez en Facebook, el miércoles.

Suárez, quien recientemente había sido deportado, contó a la agencia AP que él y Shabazz fueron atacados en el Palace, al que fueron llevados por una mujer que les habló en inglés.

"Estábamos bailando con las chicas y tomando", contó Suárez.

Luego, según su testimonio, el dueño del bar llegó con una cuenta de mil 200 dólares por la música, las bebidas y la compañía de las mujeres.

"Prácticamente nos estaban presionando", dijo, "un tipo de baja estatura llegó con una pistola".

Suárez explicó que a él lo llevaron a un cuarto separado mientras escuchaba ruidos violentos que venían de donde Shabazz se había quedado.

Luego, dijo, pudo escapar del lugar y minutos después regresó al bar en un taxi para buscar a su amigo, al que encontró afuera del sitio, tirado en el suelo y gravemente herido, pero aún vivo.

"Lo cargué y llamé a la Policía", afirmó Suárez, quien añadió que llevó a Shabazz a un hospital, donde éste falleció.

Por Óscar del Valle, Periódico Reforma, 12 de Mayo del 2013

Comments