Home‎ > ‎Bares‎ >

Bósforo

Reseña

El Bósforo es un lugar atípico dentro de las calles del centro histórico. Es pequeño en espacio y tiene una decoración mínima.

Este bar se especializa en mezcales de distintas regiones de la República Mexicana, particularmente Oaxaca. Es perfecto para entrar a la fiebre del mezcal. Te recomendamos probar un Espadín, mezcal consentido por los noctámbulos que asisten al lugar.

Inicialmente era un lugar clandestino y con el paso del tiempo se ha popularizado, aunque mantiene el sabor de ser un lugar tranquilo y poco pretencioso. Si buscas un lugar para platicar, aquí podrás hacerlo bien ya que la música se mantiene a un nivel respetable.

Adicionalmente, puedes pedir quesadillas, que son la especialidad gastronómica de la casa. Vienen con hierbas y servidas con abundancia.

El detalle en su decoración le da un aire sencillo al recinto. La barra está hecha de cantera y las sillas son de herrería común y corriente. Tiene velas con poca luz.

Por otro lado, la afluencia es más extravagante y variada. Entre sus clientes destacan artistas y empresarios exitosos. Para relajarte, puedes optar por tapanco que es muy amplio.

Si buscas develar los enigmas del Bósforo, deberás venir con una garganta preparada para disfrutar de un buen mezcal y con el oído atento para intentar de adivinar las canciones que suenan.





Datos Generales

Dirección: 
Luis Moya 31,    
Col. Centro, 
Delegación Cuauhtémoc.

Teléfono: NA

Horarios: 
martes y miércoles 16:30-1:30 hrs, 
jueves a sábado 16:30-2:30 hrs, 

Precios: $200 a $300
Tarjetas de Crédito: American Express, MasterCard, Visa

Tipo de Bar: Mezcalería

Ocasión: Casual, Alternativo

Especialidades: 
Mezcal y quesadillas.



Calificación

General: Aceptable

Servicio: Aceptable
Ambiente: Aceptable
Calidad: Aceptable
Lugar: Bueno
Precios: Bueno