Home‎ > ‎Noticias‎ > ‎

Alcanza punto crítico nivel de agua en presa del Lago de Guadalupe

publicado a la‎(s)‎ 4 may. 2013 3:16 por México DF   [ actualizado el 4 may. 2013 3:29 ]

Los niveles de agua de la presa del Lago de Guadalupe, en Cuautitlán Izcalli, están en un punto crítico, lo que mantiene en alerta a la Comisión Nacional del Agua.

Actualmente, el embalse cuenta con apenas 19.3 millones de metros cúbicos, cuando su capacidad total es de 60 millones.

Lo anterior se debe al periodo de estiaje que ha reinado en lo que va del año --y que incluso se espera que se recrudezca en los próximos meses--, lo que podría tener consecuencias para el abasto de agua destinado al programa de riego local.

Fernando González, director de Cuenca del Valle de México para la Conagua, reconoció que esta situación incluso podría afectar a los animales que habitan en la presa.

"Sí tenemos un problema de falta de lluvias que se acumula desde 2012, e incluso en 2011, pero es general en el centro del País.

"Hay una condición extraordinaria para la presa del Lago de Guadalupe, que sí está en niveles más bajos de lo habitual", aseguró el funcionario.

"Esperemos que no baje de este mismo punto, que no baje de entre 17 y 18 millones de metros cúbicos, todo depende de cuándo llegan las lluvias este año, que se han retrasado un poquito".

González afirmó que, además, actualmente se está negociando con el distrito de riego para que se reduzca la cantidad de agua que se extrae del embalse.

REFORMA realizó recorridos por el lugar y se observó que, en donde antes había agua, se ha extendido un área de más de 100 metros de tierra y lodo.

Pese a esto, hasta el momento, la Conagua no ha detectado en el Lago de Guadalupe un problema serio en la fauna derivado de los bajos niveles del embalse.

Sin embargo, el titular de la Cuenca del Valle de México estimó que, si la disminución continúa, los animales que ahí habitan podrían estar en riesgo.

"Si bajara un 10 por ciento más (en su capacidad), sí tendríamos problemas de fauna", advirtió el funcionario.

Ahí residen distintos peces, ranas, patos locales y foráneos, halcones y hasta pelícanos migrantes, ejemplares que se verían en peligro en caso de que los niveles sigan bajando.

La sequía del Lago de Guadalupe ha provocado que, tan sólo este año, otros cuerpos de agua también hayan perdido capacidad, como lo señaló en abril Christian Romero, subdirector de Normatividad y Protección Ambiental municipal.

Es el caso del Espejo de los Lirios, al que alimenta la Presa Guadalupe, informó en entrevista Raúl Morales, gerente operativo de la Comisión de Cuenca.

Para Morales, más allá de las políticas operativas que tenga Conagua con el programa de riego, sólo existe una solución para el bajo nivel de agua del embalse.

"La única política que tenemos es esperar que llueva", puntualizó. "No nos queda más".

Actualmente, el agua del Lago de Guadalupe no se utiliza para el consumo humano.

"Se tiene pensado que se aproveche (como agua potable) porque alrededor de la presa se están construyendo unos colectores marginales para separar el agua de descargas y que nada más llegue el agua pluvial y la de los ríos", informó Morales.

Por Miguel Trancozo, Periódico Reforma, 4 de Mayo del 2013

Comments