Home‎ > ‎Noticias‎ > ‎

Cierran el restaurante Maximo Bistrot para cumplir con supervisión

publicado a la‎(s)‎ 1 may. 2013 2:49 por México DF   [ actualizado el 1 may. 2013 2:50 ]

Por respeto a sus clientes y para cumplir con todas las formalidades legales que se iniciaron con la verificación que realizó la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), el restaurante Maximo Bistrot anunció que cerrará sus puertas hasta en tanto se subsanen las observaciones que le fueron formuladas.

A través de un comunicado, firmado por su propietaria, Gabriela López, el establecimiento señaló que no ha sido clausurado, sino que solamente se le colocaron sellos se suspensión de actividades para dos rubros específicos: el primero referente al sistema de reservación y asignación de mesas; y el segundo relativo a que algunas botellas de mezcal aparentemente no cumplían con la norma oficial.

"El local no presta servicios los lunes de cada semana, razón por la cual el día de ayer permaneció cerrado. No obstante lo anterior y por respeto a nuestros clientes, Maximo Bistrot abrirá sus puertas hasta el momento en que sean subsanadas y atendidas las observaciones realizadas por la autoridad en la verificación correspondiente, aclarando, (como se ha dicho) el negocio no se encuentra clausurado", indica el boletín.

El viernes, tres inspectores de Profeco llegaron al establecimiento dos horas después de que Andrea Benítez Garza, hija del titular de esa institución Humberto Benítez Treviño, se enojara porque no le asignaron la mesa que quería y amenazó a la dueña con clausurarle el restaurante.

En el comunicado, el establecimiento indica que tanto el negocio como la Procuraduría están sujetos a lo que establece la Ley Federal de Protección al Consumidor y por tanto todo lo que se realice debe cumplir con lo que se estipula en ella.

Por Rolando Herrera, Periódico Reforma, 1 de Mayo del 2013

Comments