Home‎ > ‎Noticias‎ > ‎

Inquieta a Estados Unidos giro en estrategia de seguridad de Peña Nieto: NYT

publicado a la‎(s)‎ 1 may. 2013 2:34 por México DF   [ actualizado el 1 may. 2013 2:36 ]

Con la entrada del nuevo Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto, la nueva dinámica conjunta en materia de seguridad con Estados Unidos ha provocado desconcierto para varios funcionarios estadounidenses.

En un artículo, el diario The New York Times señala que los estadounidenses ven un retroceso en el nivel de coordinación del que existía con la Administración de Felipe Calderón.

El texto refiere que recientemente se pidió a funcionarios de Seguridad estadounidenses abandonar un centro de inteligencia en Monterrey.

Ayer, Barack Obama dijo que no juzgará todavía los cambios en materia de seguridad que se están dando en México, y que ese asunto lo quería tratar con su homólogo mexicano durante su visita al País.

"(Los cambios comentados con Peña Nieto) tienen que ver con ajustes y mejoras en términos de cómo trabajan las autoridades mexicanas entre ellas, cómo se coordinan de manera más efectiva, y tienen menos que ver con cómo están lidiando con nosotros, per se", afirmó Obama en conferencia de prensa al ser cuestionado por el giro de México en el intercambio de información de seguridad.

El diario señala que funcionarios estadounidenses ven los cambios de la estrategia como una forma de minimizar la intervención de EU, en lugar de enfrentarse con metas claras.

La falta de certeza sobre los planes y el compromiso de México ha puesto en peligro nueva asistencia de seguridad estadounidense, en referencia a la Iniciativa Mérida, indica NYT.

Sin embargo, un alto funcionario del Gobierno de Obama, que habló a condición de guardar el anonimato, refiere que la reciente visita de Miguel Osorio Chong a Washington ayudó a calmar algunos temores.

Otro ex funcionario, también bajo anonimato, dijo que tiene la impresión de que el Gobierno mexicano quiere enviar el mensaje de 'conseguimos esto', pero está claro que aún no lo hacen.

El texto hace referencia sobre la explosión en las oficinas de Pemex el 31 de enero pasado, hecho en el que se invitó a colaborar a agentes de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos.

En ese informe preliminar, detalla el diario, se manejó que la explosión pudo haber sido causada por una bomba, por lo que la investigación fue interrumpida, según autoridades estadounidenses.

Posteriormente, el 4 de febrero, autoridades mexicanas anunciaron que la acumulación de gas, posiblemente metano, fue la causa del siniestro.

Por Redacción Reforma, Periódico Reforma, 1 de Mayo del 2013

Comments