Internacional‎ > ‎Noticias‎ > ‎

Revelan que Agencia de Seguridad de EEUU espió masivamente a alemanes

publicado a la‎(s)‎ 30 jun. 2013 10:52 por México DF   [ actualizado el 30 jun. 2013 10:53 ]

La Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de Estados Unidos almacenó mensualmente unas 500 millones de comunicaciones telefónicas o por internet en Alemania, según el semanario Der Spiegel.

Con base en documentos del ex analista de la CIA Edward Snowden, Der Spiegel informa sobre operaciones sistemáticas de espionaje de datos recabados en Alemania a través de correos electrónicos, mensajes de teléfono o conversaciones en internet, que se almacenan en la central de la organización, en Fort Meade.

Según la estadística a la que tuvo acceso el semanario, la NSA controla al día cerca de 20 millones de conversaciones telefónicas y 13 millones de comunicaciones en internet.

La publicación alemana afirma que este control de comunicaciones es mayor en el caso de Alemania que en otros socios europeos, como por ejemplo Francia, con unos 2 millones de casos diarios. El punto más intensamente controlado por la NSA es Fráncfort, capital banquera y financiera de la UE.

Ayer, Der Spiegel informó que la Unión Europea formó parte de los objetivos de la NSA, acusada de espiar las comunicaciones electrónicas mundiales en el marco del programa PRISM.

La Ministra de Justicia alemana pidió este domingo a Estados Unidos una explicación inmediata.

"La parte norteamericana debe explicar inmediata y exhaustivamente si las informaciones de los medios de comunicación sobre medidas totalmente desproporcionadas de intercepción por parte de Estados Unidos en la UE son exactas o no", afirmó Sabine Leutheusser-Schnarrenberger en un comunicado.

"No podemos concebir que nuestros amigos en Estados Unidos puedan considerar a los europeos como enemigos. Si los informes de los medios de comunicación son correctos, esto recuerda a las acciones entre enemigos durante la Guerra Fría".

La UE también pidió explicaciones sobre el programa de espionaje estadounidense denunciado por Snowden.

"Nos pusimos en contacto inmediatamente con las autoridades estadounidenses en Washington y en Bruselas, y les presentamos las informaciones de la prensa. Nos dijeron que estaban verificando la exactitud de las informaciones publicadas ayer y que se pondrían en contacto con nosotros", explicó la Comisión Europea en un comunicado.

La comisaria europea de Justicia Viviane Reding estimó que no se puede negociar sobre un gran mercado transatlántico si cabe la menor posibilidad de que los socios con los que se está negociando estén escuchando lo que se dice en las oficinas de los negociadores europeos.

En uno de los documentos revelados por Der Spiegel, fechado en septiembre de 2010 y clasificado como estrictamente confidencial, la NSA describe cómo espió a la representación diplomática de la UE en Washington.

Para llevar a cabo las actividades de espionaje se habrían utilizado micrófonos instalados en el edificio y realizado infiltraciones en la red informática que le permitían leer los correos electrónicos y los documentos internos.

De esta manera se vigiló a la representación de la UE en la ONU, según estos documentos en los que los europeos son calificados de "objetivos a atacar".

La NSA llegó a extender sus operaciones hasta Bruselas. Hace más de 5 años, escribe Der Spiegel, los expertos en seguridad de la UE descubrieron un sistema de escucha en la red telefónica y de internet del edificio Justus-Lipsius, sede principal del Consejo de la Unión Europea, que alcanzaba hasta el cuartel general de la OTAN en las afueras de Bruselas.

En 2003, la UE confirmó el descubrimiento de un sistema de escuchas telefónicas de los despachos de varios países, entre ellos el de España, Francia, Alemania, Gran Bretaña, Austria e Italia. Estos micrófonos habrían sido colocados en las cabinas de los traductores durante la construcción del edificio que actualmente alberga al Consejo de Ministros de la UE en Bruselas, en 1993 y 1994. Por tanto, resulta difícil saber si se trata del mismo caso del que habla Der Spiegel.

Diez años después, la investigación de la justicia belga no arrojó ningún resultado concreto. En 2011, el "Comité R", que controla los servicios de inteligencia belgas, denunció una investigación llevada a cabo de manera bastante informal y más bien desordenada y reveló que la jerarquía del Consejo europeo de aquel momento no mostró prisa para que el caso fuera resuelto.

Agencias, 30 de Junio del 2013

Comments